Casa Velas : Excelente lugar para mimarse a uno mismo

Por Haydé Escalante

El llegar a Casa Velas Spa en Marina Vallarta es una experiencia única con su combinación de colores y texturas, sus frescas mandalas hechas de pétalos de flores para eliminar la negatividad y un singular olor cítrico, el viaje a tu relajación interna comienza.

masaje en casa velas

Tomé asiento en la recepción antes de ser recibida por Martha Huerta- gerente del Spa, quien me pidió llenar un cuestionario de salud con el fin tratar con mayor atención las áreas que lo requerían. Mi amable spa concierge Emma me llevó a la zona de lockers para prepararme antes de mi masaje, ofreciéndome amenidades como snacks saludables y agua con clorofila.

Una vez lista, mi masajista me dirigió a la sala de tratamiento, un área de color beige con una cómoda silla en la esquina y en el centro la cama de masaje. La iluminación era tenue y  el silencio inundaba la habitación al mismo tiempo que se respiraba una rica loción a lavanda, desde ese momento ya sentía como entraba a un estado de relajación.

Después tomé asiento para que mi masajista pudiera iniciar con el ritual de bienvenida. Este ritual consiste en la limpieza de tus pies con un exfoliante de lavanda o eucalipto como una manera de desconectarse del mundo exterior. Debo decir que esta es una excelente manera de comenzar con el tratamiento, no sólo el agradable aroma calma tus nervios, tus pies y piernas sienten el descanso que tanto merecen.

Antes de irse la masajista me pidió amablemente que me quitara la bata y la parte superior de mi traje de baño y que cuando estuviera lista tocará los crótalos que se encontraban sobre la cama. Una vez lista me acurruqué entre las sábanas y estaba más que lista para comenzar con mi masaje.

El tratamiento comenzó con la masajista colocando sus manos con aceite de lavanda sobre mi cara pidiéndome que respirara profundo; ya una vez súper relajada comenzó por los brazos y las piernas. Cuando fue el turno de la zona del cuello y hombros la presión aumentó eliminando todos los nudos que  tenía –paso varias horas al día enfrente la computadora así que era justo lo que necesitaba.  Mi espalda baja fue tratado con un poco más de presión que definitivamente suavizó cada músculo y nervio en ese lugar.

Al final del masaje me sentía más que aliviada, renovada. El cuestionario que llené al principio ayudó a la masajista para tratar cuidadosamente cada área de mi cuerpo que requería un cuidado especial  (Si sufres de dolor y problemas de espalda este masaje en Casa Velas te caerá de maravilla).

Los tratamientos en el maravilloso resort de adultos Casa Velas te dejarán con la boca abierta. Sus detalles de lujo  complementarán tu estadía, desde los canapés y bebidas  que se ofrecen hasta los productos de tocador.   El servicio va más allá de lo esperado y la profesionalidad de su personal no podría ser mejor. Si buscas darte un capricho después de una semana larga y pesada ¡Este es definitivamente el lugar!

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.